Listos de Capirote: C

Item image

ESPACIO CULTURAL PATROCINADO POR:

Izquierda atráshelmut-banner500x80Derecha alante

 

Cabeza caliente.- No es la del tesorero intentando cuadrar las cuentas, ni el hermano mayor cuando en un cabildo le dan la ‘lata’. Tampoco es un diputado mayor de gobierno cinco minutos antes de que salga la cofradía. La cabeza caliente es una cámara que, sujetada a un mástil, suele merodear con gran independencia en las retransmisiones de Semana Santa de las televisiones locales. Para los mayordomos y priostes, una auténtica pesadilla, pues este artilugio es capaz de sacar hasta el más mínimo detalle de un paso. 2.- También puede ser aceptado este término como estado en el que acaba el Delegado Diocesano tras las visitas de algunos cofrades a Bertemati.

Cabido de elecciones.- Reunión asamblearia de los hermanos de la hermandad para elegir al hermano mayor. Punto importante en el devenir de la institución, pues si los hermanos fallan en el voto, la Hermandad va a la deriva.

Cabildo cierre de curso.- Reunión asamblearia de los hermanos de la hermandad que cada año se celebra para cerrar oficialmente el curso cofrade. Se intenta pasar de puntillas por esos proyectos no cumplidos que se presentaron en el de inicio de curso a bombo y platillos.

Cabildo de apertura de curso.- Reunión de los hermanos de la hermandad, en asamblea, para abrir el curso cofrade. En estas reuniones se exponen proyectos que, en ocasiones, son tan olvidados como el rezo del Credo.

Cabildo de junta.- También denominada como reunión de junta, toma rango oficial al levantarse acta de la misma. Se trata de la reunión en la que la junta de gobierno toma sus decisiones o debate sobre cualquier ámbito de la hermandad.

Cabildo de salida.- Reunión asamblearia de los hermanos de la hermandad fechas antes de la salida procesional. Sin duda el más cofrade de los cabildos que organiza una hermandad y donde se dan cita muchos hermanos que en otras fechas se convierten en el primo más cercano al hombre invisible.

Cabildo extraordinario.- Asamblea de hermanos que, o convocada por la Junta de Gobierno, o tras recabar las firmas necesarias por un grupo de cofrades, se establece para debatir algún tema de importancia de la corporación.

Cabildo.- Asamblea soberana formada por los hermanos cofrades que lleven más de un año de antigüedad. De estas asambleas, de distinto tipo y temática, se toman las decisiones más importantes para la vida de la hermandad o para la salida de la cofradía.

Caifás.- Sumo Sacerdote Judío. Autoridad religiosa de la época que ponía y quitaba el poder de Roma. Caifás fue Sumo Sacerdote durante toda la época de gobierno de Poncio Pilatos. Fue conducido Jesucristo ante la autoridad religiosa para juzgar si había cometido alguna falta a la Ley Judía. Preguntándole Caifás si Él era el Hijo de Dios vivo, Cristo respondió Ego sum (Yo Soy). Con lo que Caifás se rasgó las vestiduras y dijo aquello de ‘ya no necesitamos más pruebas. Se acaba de autoproclamar Mesías’. Y desde aquel mismo momento se intentó por todos los medios que fuera conducido a la muerte. El Soberano Poder de la Granja escenifica, magníficamente, este momento de la Pasión del Señor.

Cajillo.- Hueco en el paso donde va colocada la cruz en los pasos de misterio con crucificado o calvarios. El cajillo, en algunos pasos, lleva un dispositivo de subida-bajada con la que se puede jugar con la altura del crucificado. Una función muy útil para las salidas de los templos en los que los pasos no caben por la altura.

Calabrote (en bordados).- Unión de varios hilos denominados torzal. También recibe el nombre de cordón.

Caldito.- Ese líquido elemento, prodigio del buen hacer en la disciplina de la preparación de un puchero, que desde tiempos inmemoriales, salía de la casa del sacristán de la capilla de San Juan de Letrán cada noche de Jesús para ‘entonar’ los cuerpos de los cargadores de Jesús Nazareno. Sin duda alguna, y a tenor de los testimonios de muchos cofrades de Cristina, taza calentita que resucita a un muerto.

Calentar el cuello.- Expresión de los costaleros para reflejar una manera de calentar el cuerpo de cara al trabajo. Es por ello por lo que cuando un relevo viene demasiado pronto, siempre hay algún costalero que resopla desde abajo diciendo: ‘no me ha dado tiempo ni de calentar el cuello’.

Cáliz.- Recipiente en el que Nuestro Señor Jesucristo recogió el vino para consagrarlo en su propia sangre en la institución de la Eucaristía. En Jerez, son dos los cristos que sostienen el cáliz. Por un lado el Señor Orando en el Huerto, obra de Juan Luis Vassallo, y el Señor de la Cena, quintaesencia de las obras del gran Luis Ortega Bru. Casi ‘ná’.

Calle Cruces.- Emblemática calle por la que las cofradías ascendían hasta la zona de la Catedral, pues ésta conectaba con la calle Aire que iba directamente a la puerta de Visitación. Actualmente, el único transito que tiene es el de las cofradías que vuelven por abajo del reducto a sus templos, como por ejemplo la hermosa cofradía de las Tres Caídas. En calle Cruces, por no haber, ya no hay ni ‘canis’ que estén apostados en su pequeña acera.

Calvario.- En la jerga cofrade, el Calvario es aquel misterio que escenifica a Cristo crucificado con la Virgen a sus pies acompañada por las tres Marías y San Juan Evangelista. 2.- En Jerez, este vocablo se extiende a una zona de la ciudad. Aquella que da cobijo durante todo el año a la Virgen de la Piedad.

Calzar.- Algunos nazarenos llaman la atención del público devoto precisamente por lo contrario: por no estar calzados. Pero calzar en el habla cofrade no es más que rellenar todos y cada uno de los palos o trabajaderas con sus respectivos costaleros. De esta función se encarga el listero y hasta que éste no da el aviso de que el paso está calzado, el capataz no puede reanudar la marcha tras un relevo de los hombres de abajo. Esta operación se ejecuta a la voz del listero que, recorriendo uno de los costeros del paso, va preguntado: “¿Primera?”, a lo que los costaleros responden: “¡Está!”. “¿Segunda?”; “¡Está!”… y así sucesivamente hasta finalizar con el último de los palos. Tras el visto bueno del listero, el capataz apremia a llamar a sus costaleros para hacer la ‘levantá’.

Camaraña (en bordados).- Hilo fino de oro que se usa como base para hacer otros hilos trenzando los mismos.

Camarera.- Función dentro de una hermandad, generalmente ocupada por mujeres, que se ocupa de mantener el ajuar de una Imagen en perfecto estado.

Cambios.- Dícese del estilo de trabajar determinados pasos misterio. Así se designa cuando éste no avanza por derecho cuando suena alguna marcha. Aprovechando los ritmos de la música, el costalero trabaja de costero a costero, avanza uno, dos o hasta tres pasos, ir sobre los pies o retrasar un paso atrás. Para la exacta coordinación de dichos cambios, siempre hay un costalero que ‘da la voz’; es decir, va marcando bajo el paso con su voz lo que el costalero debe de ir haciendo en cada momento.

Campillo.- Zona de Jerez donde el Santísimo Cristo de la Expiración decidió vivir para siempre. Cercana a la Hoyanca, esta zona del Campillo ha sido, es y será para siempre, lugar de mucho arte y origen de jerezanos de pura cepa.

Canastilla.- Pequeño canasto que lleva el diputado de tramo en el brazo con distintos elementos de logística como mechas o mecheros. 2.- También este término se refiere a aquella zona del paso donde van las figuras y que sobresale sobre la parte superior de los respiraderos. Generalmente está repujado en talla con motivos barrocos como angelitos que sobrevuelan bajo la escena que se quiere representar.

Candelabro de cola.- Son aquellos que van en la zona posterior de los palios, justamente a cada lado del manto de la Dolorosa, y que dibuja una recreación de orfebrería de verdadero mérito artístico.

Candelero.- Composición de madera en forma de canasto que hace las veces de cuerpo en las imágenes de vestir. 2.- Denominación de los portacirios de las candelerías de los palios. También podemos verlos en besamanos y altares de culto componiendo auténticos virtuosismos de luz y belleza.

Candidato oficial.- Dícese del cofrade que se presenta a hermano mayor con el respaldo de la junta de gobierno. Esta coyuntura no se explicita en ninguna regla ni estatuto. Sin embargo, todas las hermandades la contemplan cuando se presentan dos candidatos creando cierta confusión entre el cuerpo de hermanos.

Candidato.- Persona que, siendo hermano de una cofradía, se presenta para ser elegido hermano mayor. Para ello, el candidato debe de tener ciertos años de antigüedad, el visto bueno de la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías y ser votado por mayoría en un cabildo de elecciones.

Candilejas.- Sayón que lleva amarrado a Jesús del Prendimiento. Feo y con cara de malos amigos, Candilejas pertenece a ese grupo de sayones jerezanos de raigambre y fama entre el pueblo llano. Sin su presencia, el Miércoles Santo, no sería igual.

Cangrejo.- Ejercicio que practican ‘capillitas’ y enamorados de la Semana Santa y que designa al que camina hacia atrás delante del respiradero de un paso. De cangrejo viene el verbo ‘cangrejear’ que es la acción antes definida. Si se está interesado en observar cómo se desarrolla esta disciplina, aconsejamos la calle Tornería en cualquiera de los días en los que pasa una cofradía. Los mejores cangrejeros suelen acudir a esa zona a practicar esta modalidad de embelesamiento a la imagen o al capataz que manda al paso. Eso depende de los gustos de cada cangrejo, pues los hay que miran hacia arriba y los que observan el traje negro del capataz.

Cantonera.- Remate que va colocado en los tres o cuatro extremos de la cruz (dependiendo si es un nazareno o un crucificado). Generalmente las cantoneras son piezas de orfebrería y posteriormente doradas.

Canutillo (en bordados).- Hilo hueco y fino realizado en material metálico en forma de muelle.

Caña.- Gubia que finaliza en forma de ‘U’. 2.- También es objeto utilizado con un pabilo en el extremo para encender la cera de los pasos o altares de cultos y besamanos. 3.- Elemento líquido extraído de la avena muy preciado por ciertos cofrades en las noches de Cuaresma tras finalizar cualquier acto de hermandad. Si quieren saborearla, pueden acudir a lugares como la Abacería, Maypa o el bar Corredera donde las sirven con gran arte.

Cañón.- Gubia que acaba un poco más cerrada que la herramienta denominada caña.

Caoba.- Tipo de madera muy usada en pasos de crucificados o misterios. Aportan gran sobriedad a las andas y propicia un estimable ahorro para la hermandad, pues un canasto dorado puede llegar a costar hasta el triple de lo que lo es el de caoba. No obstante, esta circunstancia no significa que sean menos bellos. De su elección depende el estilo de la cofradía.

Capa.- Complemento para la túnica que visten algunas cofradías. Generalmente la capa se identifica con las cofradías de barrio. La capa fue uno de los complementos que añadió al mundo de las cofradías el genial diseñador sevillano Juan Manuel Rodríguez Ojeda. Al nazareno le aporta una elegancia especial.

Capataz.- Hombre designado para mandar desde fuera el paso, bien sea de misterio o de palio. Bajo su mando se someten los costaleros siendo el responsable de sacarlo y meterlo en la iglesia desde donde se hace la carrera. Debe de ir vestido de riguroso luto con traje negro y pañuelo blanco perfectamente colocado en el bolsillo de la solapa de la chaqueta. Para muchos aficionados a la costalería lugar de privilegio. Y es que, para determinados cofrades, observar cómo manda un paso un capataz, es más interesante que embelesarse con la imagen que va arriba. Cosas de las cofradías.

Capilla del Humilladero.- Se denomina así a la capilla de la Hermandad de las Angustias. Humilladero porque tuvo que ser primer templo con el que se encontraba el peregrino o forastero al entrar a Jerez por la zona de Porvenir. Era la primera oración que se ofrecía al Altísimo tras el viaje.

Capiller.- Hermano de la cofradía destinado a abrir y cerrar la capilla donde están los Titulares de una Cofradía. Persona a la que llegan gran parte de las opiniones y anhelos del cuerpo de hermanos al ser éste uno de los cofrades más cercano a ellos.

Capillita.- Persona que vive, siente y padece las cofradías todos los días del año. Se podría afirmar que es el antagonista del ‘marciano’. Pues este último siempre actúa con oportunismo mientras que aquel es de los que nunca falta en actos, cultos y actividades cofrades. Esta acepción se origina por ser la capilla, o la iglesia, el hábitat donde se siente mejor identificado el denominado ‘capillita’.

Capirote.- También llamado macho o cartón. Se trata del elemento cónico que propicia que el antifaz del nazareno vaya erguido. 2.- Por extensión, con el vocablo ‘tonto’ por delante, denominación peyorativa para los cofrades en general. Este diccionario, bajo el título de ‘listos’, ha venido a saldar viejas cuentas con aquella desdeñosa denominación.

Capuz.- Propiamente dicho, tan sólo una cofradía de Jerez lleva capuz. Se trata de la hermandad de Amor y Sacrificio. Tela que recubre la cabeza con pequeño babero y dos orificios para los ojos.

Caramelospipaschicle.- Voz clásica del vendedor de golosinas que, durante los días de Semana Santa, se busca un jornal que llevarse a casa. No se entienden estos días de pasos en la calle sin esa voz nerviosa y acelerada, que llama la atención de los más pequeños anunciando chucherías.

Cardina.- Decoración vegetal a base de cardos que se daba en el gótico y que se reproduce en el siglo XIX con los pasos de estilo Neogótico.

Cargadores.- Los hombres que portan al Cristo de la Expiración, Jesús Nazareno, Nuestra Señora del Traspaso, los dos San Juan de ambas cofradías así como la Virgen de Amor y Sacrificio. Estilo puro y auténtico de la forma de portar los pasos en Jerez. Con la influencia de la forma de cargar traída desde Sevilla, tan sólo estas tres cofradías han perdurado con la esencia jerezana de sacar los pasos.

Cargos de junta.- Aquellas responsabilidades de gobierno que voluntariamente aceptan algunos cofrades. Mayordomía, tesorería, secretaria, diputaciones… etc. En ‘román paladino’, aquello de lo que todo el mundo dice entender más y mejor que ningún otro pero que después nadie quiere hacerse ‘cargo’.

Caridad.- Una de las tres virtudes teologales. 2.- Fundamento de muchas de las obras que, secretamente, hacen las hermandades. 3.- Advocación del Cristo de la Hermandad de Santa Marta y de la Virgen que va en el paso de misterio de la Mortaja. 4.- Lo que en determinadas ocasiones escasea cuando surgen opiniones encontradas en una hermandad.

Carrera oficial.- Tramo por el que todas las cofradías pasan. Es la zona que ocupa el centro de la ciudad y que dirige a todos los cortejos a la Catedral. En la Carrera Oficial es donde se montan los afamados palcos para que muchos luzcan palmito y sirva como recurso económico para las hermandades que pasan por esta zona en el reparto final del afamado ‘dinero de los palcos’. 2.- Espacio radiofónico decano de la Semana Santa jerezana que se emite cada Cuaresma en Cope Jerez.

Carrera.- Es sinónimo de ‘Estación de Penitencia’ pero en el mundo de abajo o del costalero. Recorrido que hace la cofradía en el día en el que se va con los Titulares a la Catedral. Nunca se piense en carreras de pasos ni en competición alguna. Pues en el mundo cofrade todo se ha de hacer despacio y dejándose querer. En cada ‘revirá’ y en cada ‘chicotá’ que se efectúe. Las prisas para los toreros malos.

Carta de hermandad.- Así se denomina al acto protocolario entre dos hermandades que firman lazos de especial confraternidad. Estos acuerdos de hermanamiento que se plasman en la ‘carta de hermandad’ vienen como consecuencia de una histórica relación, por haberse ayudado mutuamente durante décadas o por la proximidad de ambas sedes canónicas. Finalmente estos acuerdos de buenas relaciones se ven plasmados en el intercambio de nazarenos. Es decir, que un nazareno o presidencia de una hermandad sale en la otra y viceversa. 2.- Se entiende también como carta de hermandad aquellos comunicados que el cofrade recibe en el buzón de su casa y que generalmente llegan para citar al cofrade a un cabildo o a los tradicionales cultos.

Cartel.- Fotografía, pintura o diseño que anuncia la Semana Santa o algún acto cofrade, así como a una cofradía en particular o las denominadas tertulias cofrades. El cartel se imprime en grandes dimensiones para ser colocado en paredes, puertas de comercios y demás lugares de paso. Los cofrades lo denominan como ‘un grito en la pared’. Algunos, sólo quedan en susurro.

Cartela.- Relieve policromado que representa distintos pasajes de la vida de Jesucristo. Generalmente decoran tramos o secciones de los canastos o respiraderos.

Casulla de guitarra.- La casulla es prenda litúrgica propia de los presbíteros con la que se revisten en las Eucaristías y que dejan caer sobre el alba. La de guitarra se le denomina así por tener forma del conocido instrumento de cuerdas. Muy del gusto de los cofrades para los cultos de las hermandades.

Catedral.- Primer templo jerezano al ser sede episcopal del Obispo de la Diócesis de Asidonia-Jerez. Lugar donde acuden todas las cofradías de la Semana Santa para hacer estación de penitencia. En Jerez, templo precioso de estilo gótico que históricamente se edificó en el lugar menos deseado por los cofrades. Al parecer, a la hora de construirlo, o no se tuvo en cuenta la opinión de los cofrades, o estos estaban muy despistados o, simplemente, ni estaban ni se les esperaba. Si hubieran estado Martínez Arce y Juan de Mata en aquella época…

Cautivo.- Imagen que representa a Cristo erguido y amarrado con soga en el momento de ser prendido en el Huerto de los Olivos o en los distintos misterios que representan a Jesucristo siendo juzgado por la autoridad judía o romana.

Cavero.- Término curioso que tiene como origen el sur de Andalucía y que designa a aquella persona que tiene como oficio elaborar mangos o astiles de madera a las herramientas rudas del campo como azadones o rastrillos. En la jerga cofrade, el cavero designa al cirio –generalmente de más grosor del resto- que va destinado, de manera ‘fraternal’, a aquel hermano cofrade que durante el año ha desempeñado un comportamiento díscolo con la junta de gobierno, siendo esta operación de obligada reflexión al hermano cuestionado. Cuando el nazareno vuelve a casa suelta la expresión famosa de ‘he llevado el cavero más grande la cofradía’.

Cedro.- Madera usada en gran parte de los canastos que posteriormente va destinada a dorarse. En las nuevas e incipientes hermandades de Jerez, una tónica que, a tenor de cómo están trabajando, pronto dejara de verse.

Celador.- No es el sanitario que conduce a los enfermos de un lado a otro en un hospital. El celador, en el mundo cofrade, es aquel hermano nazareno que vela de un tramo. No tiene lugar fijo que ocupar y deambula por el cortejo en aquel tramo donde se destina su función. Los hay que hacen aspavientos continuamente. Otros apenas se mueven y cuando llega la hora de solicitar su presencia por parte de algún hermano nazareno, generalmente, no aparece. Es decir, o se pasan o no llegan.

Centurión.- Jefe militar de un grupo de soldados romanos. Representado con plumeros de color distinto al resto en un paso de misterio. Generalmente también se identifica por ser el que tiene la cara más ruin de toda la tropa.

Cera.- Sustancia sólida, blanda, amarillenta y fundible que segregan las abejas con la que se fabrican las velas, velones o cirios utilizados en las cofradías. 2.- Material que emplean los bordadores para que el hilo amarillo con el que bordan no se enrede. 3.- De manera genérica, parte de la magia de la Semana Santa y sus Cofradías. Sin cera, todo esto ni sería posible ni tan bello.

Chacha (La).- En Jerez, la canina. Se trata del antiguo paso del Triunfo de la Cruz sobre la Muerte. Una alegoría del barroco magnífica que representa a Cristo Jesús como vencedor de la muerte. Se representa en un esqueleto que aparece en un gesto como de rendición, con la mano puesta sobre la cabeza. Este paso alegórico lo sacaba la hermandad de la Piedad y precedía al Santo Entierro. Desde hace algo más de un siglo esta alegoría dejó de salir por las calles de Jerez. No podemos dar una respuesta argumentada y lógica de la razón por la que, popularmente, este paso fue denominado en Jerez como La Chacha.

Chicotá.- Distancia que recorre un paso entre llamada y arriada. Las hay cortas, medianas y, por usar un símil ferroviario, de grandes distancias. Las dos primeras son llevadas por las cuadrillas de costaleros con un trabajo alegre y voluntarioso. Las de grandes recorridos se aguantan como se pueden, llegándose en ocasiones a arrastrar los zancos si las fuerzas no dan más de sí. Es cuando la gente, que va abajo aguantando la leña, dice eso de ‘el martillo da calambre’.

Chupaceite.- Sayón que intenta ensartar con su espada a Jesús del Prendimiento en su paso de misterio. Representa una de las imágenes más terribles de nuestra Semana Mayor, pues si este Chupaceite hubiera llegado a cumplir con su fin, la Semana Santa de Jerez se hubiera quedado tullida. En cualquier de los casos, los gitanos de Santiago jamás permitirían que este malo malísimo lograra tocar con su espada el cuerpo elegante y garboso del afamado y magnífico ‘Prendi’.

Cincelado (en orfebrería).- Final del trabajo de repujado consistente en perfilar todos los detalles que tiene el dibujo del relieve por la cara delantera.

Cíngulo.- Cinturón formado por cordones con vueltas de uno o dos colores que el nazareno ata a la cintura.

Cirial.- Portavela de gran altura, generalmente repujado en orfebrería, utilizado en las cofradías por los cuerpos de acólitos que preceden a los pasos.

Cirineo (Simón de Cirene).- Personaje de la Pasión que ayudó a Jesucristo a cargar el madero en el Vía-Crucis hacia el monte Calvario. En términos ‘carguetis’, podría considerarse como el primer costalero que tuvo el Señor. Si hubiera llegado a ser santo hubiese sido el patrón de los que llevan molía o costal.

Cirio.- Vela que porta el nazareno. En cofradías de negro o cola, el cirio se lleva al cuadril. Esto significa que va apoyado en la cadera. En las cofradías de capa, la forma correcta es la de llevarla al bastón. Existen todavía cofradías que mantienen la curiosa forma jerezana de portar el cirio a la garrocha. Es decir, cogido bajo el brazo a modo de garrocha en el acoso y derribo. 2.- Cirio es la expresión usada por muchos cofrades que trabajan todo el año por su hermandad para designar el lugar donde deberían ir aquellos otros hermanos que sólo pisan la casa de hermandad cuando se acerca la Cuaresma.

Clámide.- Capa corta generalmente de color roja que ya usaban los griegos para montar a caballo, adoptándola posteriormente los romanos. En el mundillo cofrade, la clámide es aquel mantoncillo que llevan los cristos cuando son mostrados al pueblo tras la escena de la flagelación y posterior coronación de espinas. Es por ello por lo que la clámide la llevan los coronados de espinas y los Ecce Homo. En la Pasión de Nuestro Señor fue gesto de burla por parte de la soldadesca romana al coronarlo y ofrecerle una caña a modo de cetro.

Claudia Prócula.- Mujer de Poncio Pilatos. Al parecer, y según narra la tradición cristiana, defensora de la inocencia de Jesucristo. En el misterio de la Sentencia de la Yedra es posible verla en el costero derecho, suplicando la inocencia del Señor, mientras Pilatos se lava las manos. De haber conseguido su propósito, ni hubiese habido Redención al género humano ni Semana Santa ni usted tendría, ahora, este diccionario en sus manos.

Clavos.- Utensilio con el que clavaron a Nuestro Señor Jesucristo en la cruz. Algunos los podemos ver en distintas imágenes como Santa Marta. Pero existe un clavo en nuestra Semana Mayor más conocido que el que sujeta la imagen de la Soledad en sus manos, la Reina de la Porvera más bonita de Jerez.

Codal.- Velas de menor tamaño dispuestas en el interior de las tulipas de los candelabros o faroles.

Cofrade.- El que vive su fe cristiana en una cofradía o hermandad. Persona que ama, respeta y se entrega por -“a” ¿mejor?- las hermandades en general.

Cofradía de barrio.- Estas son las cofradías que nacen, crecen y se desarrollan en los barrios de la ciudad. Suelen ser más alegres que las de negro o centro y sus distintivos son llevar, generalmente, capa y música en sus pasos. Este tipo de cofradía fue reinventada por el genial Juan Manuel Rodríguez Ojeda que construyó las bases, concretamente, en su hermandad de la Macarena, referencia de lo que es una cofradía de barrio.

Cofradía de negro.- De rancio abolengo y de siglos de antigüedad, son las cofradías que nacieron en el centro de la ciudad. Se denominan de negro al llevar sus nazarenos túnica negra de cola. También se las denomina como serias, de ruán o cola. No suelen llevar música y, en los casos en los que la llevan, lo hacen con un escogido repertorio fúnebre.

Cofradía.- La hermandad un día al año. Cuando hace estación de penitencia. Algunos dicen cofradía, el resto del año, cuando deberían de decir hermandad.

Cofradito.- Sinónimo de ‘pavito’. Niño vestido de nazareno que, generalmente, va en grupo bajo la custodia atenta de los paveros.

Coger ventaja.- En la jerga de los hombres de abajo, coger ventaja se denomina a la tendencia de algunos hombres de meter el cuello con tanta fuerza bajo las trabajaderas que cuando el capataz aún no ha dado el golpe de martillo para levantar el paso ellos ya han elevado un zanco algunos centímetros para llevar esa ventaja a la hora de levantar la leña. A esta costumbre siempre se la trata de contrarrestar por parte del equipo de capataces y contraguías que, cuando observan que un costero tiene esa tendencia de coger ventaja, siempre, antes del último golpe de martillo, se le escucha, por lo ‘bajinis’, decir: ‘no coger ventaja ustedes’.

Cola.- Extremo largo de la parte trasera de la túnica que, predominantemente, va recogido en el brazo del hermano nazareno. En otras cofradías se recoge sobre el cinturón de esparto. Su finalidad es la de cubrir el rostro del hermano nazareno cuando sea amortajado. Antiguamente se llevaba suelta. El simbolismo era el de recoger las inmundicias del mundo.

Comer metros.- Expresión reciente y muy utilizada en las diputaciones de gobierno para manifestar que la procesión debe y tiene que andar. Esta locución se puso en boga tras la entrada de las nuevas cofradías en la Semana Santa y que provienen de barrios del extrarradio de la ciudad. Dicha característica hizo que las cofradías tuvieran que andar en determinadas zonas de Jerez para que las estaciones de penitencia no se dilataran a lo largo de un día entero. No es de extrañar que el fiscal del paso del Soberano Poder, por la avenida de Europa, se acerque al capataz y le diga: ‘Alevanta el paso y ámonos, que tenemos que comer metros’.

Conopeo.- Estandarte basilical que sacan aquellas cofradías que tienen sede canónica en una basílica. En Jerez son dos: El Carmen y la Hermandad del Transporte. Su forma es como una sombrilla pequeña en forma de cono con bandas color gualda y roja. No existe cofrade que, de pequeño, al ver el conopeo, haya dicho que si llueve, el acólito que lo porta, no se moja.

Contraguía.- Auxiliar del capataz que repite las órdenes de mando del capataz por la zona trasera. Son los encargados de mandar a los pateros traseros.

Contrahilo (en escultura).- Tallar en dirección contraria a la que tiene la fibra de la madera.

Convocatoria.- Escrito rimbombante orlado que en las fechas de Cuaresma cuelgan de los canceles de las iglesias jerezanas. Su función es hacer un llamamiento a los hermanos de una hermandad o a los cofrades en general para asistir a los cultos extraordinarios que se convocan por las fechas previas a la Semana Santa. En determinados lugares las convocatorias convocan poco, a tenor de la carestía de hermanos a dichos cultos.

Corbata.- Remate de paños bordados que en algunos palios cierran y embellecen las esquinas donde se entrelazan las bambalinas así como en la zona superior de cada varal. 2.- Como segunda alusión, prenda que muchos cofrades lucen al cuello con vistosos nudos y mucha brillantina en los actos cofrades.

Corona.- Sólo la Santísima Virgen es coronada por los cofrades. La corona viene siempre acompañada de las ráfagas o pandero que forma una orla redonda que manifiesta la Divinidad de María.

Coronación Canónica.- Concesión a una imagen de la Santísima Virgen en la que la Iglesia reconoce una devoción particular. Hace años era algo verdaderamente inusual. Hoy en día parece convertirse en moneda de cambio, pues hay cofrades que piensan que si su Virgen no está coronada canónicamente parece que le falta algo.

Corriente.- Costalero que va en el centro del palo o trabajadera. Cuando la calle tiene forma cóncava, el corriente va aliviado en el trabajo. Sin embargo, cuando la calle se torna de forma convexa, la leña la lleva el corriente y es el momento en el que hay que apretar los dientes.

Corbateo.- Forma de definir a algunos cofrades más próximos a lucir corbatas que a limpiar plata. A llevar insignia que a comprometerse con la hermandad cuando es necesario arrimar el hombro.

Costal.- Elemento del costalero que carga al estilo de Sevilla. Se trata de un saco, preferentemente de arpillera, que debidamente doblado hacia atrás forma una especie de cubre cabeza donde va a parar la morcilla de la arpillera que descansa en la cerviz del hombre. Zona ésta por la que el costalero recibe el trabajo. Siempre el costal fue de arpillera como se ha explicitado anteriormente. Sin embargo, en estos tiempos, existen costales muy distraídos; con distintos motivos decorativos que pueden ser desde lunares blancos a banderas de distintos colores.

Costalero ‘cargueti’.- Es al mundo de abajo lo que el ‘capillita’ al ámbito cofrade en general. En una frase: Un picado de la costalería.

Costalero asalariado.- Aquellos costaleros que, a cambio de un jornal, sacaban los pasos en Semana Santa. Actualmente este tipo de costalero está desaparecido como consecuencia de la llegada de las cuadrillas de hermanos. Aquellos han quedado colocados en la gloria de la quintaesencia del mundo costalero siendo vistos como auténticos héroes al sacar, cada día, una cofradía a la calle.

Costalero.- Persona que porta los pasos de las cofradías. El costalero bien puede ser hermano de la cofradía o aficionado al oficio de sacar pasos.

Costeros.- Costaleros que van pegados a los laterales del paso. 2.- En el argot de la gente de abajo, por extensión, el lateral de un paso. 3.- Forma de mecer el paso en el que la cuadrilla trabaja llevando de un lado a otro el paso al ritmo de una marcha. Es decir de un costero a otro; de ahí la denominación ‘de costero a costero’.

Cráteras.- Canasto pequeño decorativo que podemos ver en los canastillas de los pasos, en ocasiones portados por ángeles, cuyo interior llevan flores.

Crestería.- Parte alta de un palio. Suele estar bordado y es el remate perfecto para un bonito paso de palio. Creado por Juan Manuel Rodríguez Ojeda, pues antes de su irrupción en las cofradías, los palios eran rematados a forma de cajón. Es decir, sin formas ni remates por la parte alta. En el paso de la Virgen de la O la crestería es de plata y conforman una especie de baquetón que le da un aire característico y único.

Crucificado.- Aquella imagen de Cristo que está en la cruz. Jerez puede presumir de tener a grandes imágenes de crucificados que salen en las cofradías en Semana Santa.

Cruz conventual.- Cruz que sacan las cofradías con sede canónica en un convento de religiosos.

Cruz de guía.- Atributo en forma de cruz que abre el cortejo de nazarenos en la procesión. Debe de ir flanqueado de, al menos, dos faroles en señal de respeto e importancia. La Cruz de Guía es la que marca los ritmos de la cofradía. En las cofradías de centro o de negro estas suelen ser sobrias y sin muchos adornos. Sin embargo, la proliferación de cofradías de capa o de barrio y aquel ahínco de ser más que las rancias cofradías del centro, las cruces de guía de estas hermandades llegan a ser verdaderas filigranas con medidas impresionantes. 2.- Asimismo, como forma de ubicación entre cofrades en conversaciones telefónicas los días de Semana Santa, esta expresión denomina el lugar exacto por donde transita un cortejo. A saber: ‘La Cruz de Guía está ahora entrando por la calle Tornería’. Y así, el ‘capillita’ que pregunta, se hace una idea de por dónde pueden ir los pasos por los que pregunta.

Cruz parroquial.- Cruz que sacan las cofradías con sede canónica en una parroquia.

Cuadrante.- Hoja de cuadros que conforma el listero y en el que van apuntados los costaleros y los relevos que tienen que llevar a cabo en cada carrera.

Cuadrilla.- Número que hombres que compone o calza un paso. El grupo sale escogido tras la ‘igualá’ y en muchas ocasiones la camaradería y el buen rollo se desarrolla entre ellos ya no sólo durante los ensayos y salida, sino en el resto del año. Pues las fatigas, cuando son duquelas grandes, unen y mantiene fuerte los vínculos afectivos.

Cuadrillero.- Quien manda un paso cargado por cargadores y horquillas. A saber: Cristo de la Expiración, Jesús Nazareno, Virgen del Traspaso, los dos San Juan de estas hermandades, y Amor y Sacrificio.

Cuaresma.- Tiempo litúrgico en el que el ‘capillita’ y cofrade entra en éxtasis. Cinco semanas que sirven de preámbulo para lo que ha de venir: un suspiro llamado Semana Santa. 2.- Para muchos ‘tortas’ del mundo semanasantero, el comienzo del final…

Ref. 290719.

ESPACIO CULTURAL PATROCINADO POR:

Izquierda atráshelmut-banner500x80Derecha alante

145 visualizaciones totales, 3 visualizaciones hoy



Comentarios cerrados.

· OTROS PROFESIONALES A SU SERVICIO:
aniversario soyjerez